Menú

Cuevas

Cuevas de
TOMELLOSO

En torno a 1820 se empezaron a construir bajo las casas de Tomelloso más de 2500 cuevas, utilizadas para hacer y almacenar vino. Por el papel que jugaron en el crecimiento de la ciudad, podemos decir que son, sin duda, el mayor patrimonio y uno de los más importantes que aún se conserva.

El subsuelo de Tomelloso se prestaba para que sus hombres realizasen estas cuevas, ayudados por mujeres -“terreras”- en el traslado de la tierra y la arena extraídas del interior hasta la superficie, que en muchos casos se aprovechaba para el pavimento de calles o para levantar sus casas. Los “picaores”, con aguzados picos, horadaban el subsuelo hasta lograr unas naves con bóvedas en arco de medio punto.

Las cuevas reúnen cualidades óptimas para albergar las cosechas en quietud, guareciendo los vinos de cambios climáticos bruscos. Las “lumbreras” son las aberturas que tanto llaman la atención de los visitantes, y que ven enrejadas sobre las aceras de las calles. Son unas hendiduras en los techos de las bóvedas para dejar pasar la luz, que entra perpendicular a la cueva. Albergaban todos los útiles necesarios para la elaboración artesanal y familiar del vino, grandes tinajas de barro, escalas, filtros, bombas….

Las cuevas han sido desplazadas por las modernas tecnologías de la industria vinícola, pero las que aún hoy se conservan mantienen el encanto de antaño.

Audioguías

Audioguía construcción de las cuevas

Audioguía tinajas de barro

Audioguía tinajas de cemento

Audioguía elaboración de vino

Diseño

Cuevas

Cueva Persiles

Las Lumbreras

Arquitectura de las casas de Tomelloso

Matterport

Tour Virtual - Cueva Caritas

Tour Virtual - Cueva Casero

Tour Virtual - Cueva Garcilaso

Información de contacto

Ir al contenido